CPI continuará sus investigaciones pese a restricciones de EE.UU.

La Corte Penal Internacional (CPI) anunció que continuará adelantando sus investigaciones por violaciones a los derechos humanos en Afganistán a pesar de que Estados Unidos informara restricciones a las visas de sus fiscales y jueces.

La Corte reconoció la jurisdicción principal de los Estados para investigar y añadió que al ser un tribunal de última instancia solo ejercerá su jurisdicción “cuando los Estados no cumplan genuinamente” con su responsabilidad de investigar supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció ayer que prohibirá los visados de entrada del personal de la CPI a cargo de una eventual investigación sobre supuestos delitos cometidos por estadounidenses en Afganistán o en otros países.

Le puede interesar: EE. UU. prohíbe la entrada de investigadores de la Corte Penal Internacional

El titular de Exteriores remarcó la “determinación” del Gobierno del presidente Donald Trump y dijo que el objetivo es “proteger a los militares estadounidenses y aliados, así como al personal civil de vivir con el temor de una investigación injusta por acciones tomadas para defender nuestra gran nación”.

La CPI, con sede en La Haya, estudia actualmente autorizar una investigación solicitada por la Fiscalía en noviembre de 2017 sobre la guerra de Afganistán por supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por talibanes, autoridades afganas y tropas estadounidenses.

El presidente de la Asamblea de Estados Parte de la CPI, O-Gon Kwon, expresó en un comunicado su “apoyo inquebrantable al tribunal como institución judicial independiente e imparcial” y pidió “preservar su integridad sin dejarse amilanar por las amenazas contra la corte, sus funcionarios y quienes colaboran con ella”.