Corficolombiana fue clave del alza histórica de las utilidades del Grupo Aval

El grupo logró su mejor desempeño financiero anual con una ganancia de $2,91 billones, debido también a la venta de activos de sus bancos y a la ley de financiamiento


Andrés Venegas Loaiza – avenegas@larepublica.com.co

El principal conglomerado financiero del país, el Grupo Aval, logró un nuevo capítulo de éxito en su historia financiera. La holding dio a conocer sus resultados con cierre a 2018, y mostró utilidades por $2,91 billones, 48,4% más que en 2017, y su nuevo mejor desempeño en la historia de la compañía.

Los resultados no solo benefician a la entidad, sino a sus accionistas, pues las utilidades representan $131 de ganancia por acción para el año, siendo la firma con un mayor número de inversionistas después de Ecopetrol, con más de 67.300.

El CEO de Grupo Aval, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, resaltó que entre las iniciativas estratégicas destacadas en la gestión están “el énfasis en crecimiento corporativo rentable, nuestros esfuerzos en digitalización y el proceso de optimización de red física tendiente a mejorar la productividad de la compañía”.

Tatiana Uribe, vicepresidenta de planeación financiera de Grupo Aval, explicó que una de las principales claves de crecimiento estuvo en Corficolombiana “pues la entidad generó cerca de 20% de las utilidades del Grupo Aval”.

El aporte de la firma al conglomerado fue tal que proporcionó $28 de la ganancia que obtienen los accionistas, principalmente por un negocio con Promigas y tras el inicio de la construcción de tres de las cuatro concesiones viales en 4G adjudicadas a la entidad.

Aquí Uribe mencionó que Corficolombiana “tuvo un año espectacular en el que se logró pasar la etapa de permisos ambientales y diálogos con comunidades para los proyectos Covioriente, Coviandina y Covipacífico”, mientras que para el proyecto Covimar, la expectativa de la firma es que inicie antes de que termine el primer semestre del año.

El analista de mercado de capitales de Credicorp, Sebastián Gallego, señaló que “además del avance positivo en los proyectos de Cuarta Generación, se genera un efecto contable en la firma a través de la implementación de normas NIIF 15 que lo que hacen es reconocer de manera acelerada los ingresos”.

Germán Cristancho, gerente de investigaciones económicas y de estrategia de Davivienda Corredores, también resaltó este punto, pues según el experto “el proceso de cambios contables en la entidad ayuda a beneficiar los resultados de forma importante”, lo que apunta a que los resultados “se vean muy favorecidos por temas no recurrentes y de modelo de negocio no bancario”.

El especialista resaltó además que, en cuanto a los bancos, Banco de Bogotá y Banco Popular realizaron ventas de activos no productivos, “así como desinversiones en activos inmobiliarios, lo que genera efectos positivos en sus utilidades anuales”.

Precisamente, Uribe explicó que “por primera vez el grupo se complace en anunciar que ha logrado cerrar 5% de las oficinas físicas de bancos”, lo que resaltó como un esfuerzo para impulsar la migración de sus canales transaccionales con la digitalización de la banca.

En cuanto al negocio bancario las cuatro filiales mostraron números en verde “debido a que pudieron ver recuperaciones de impuestos como resultado de la reforma fiscal de 2018”, señaló Cristancho.

Bajo la misma línea, Gallego detalló que “se produce un nuevo efecto en el cuarto trimestre con la entrada de la reforma tributaria” pues se hace un recálculo de los impuestos diferidos, “con nuevas tasas de tributación estatutaria que pasan de 37% en 2019 a 30% en 2022, generando un efecto positivo”.

La recuperación de la cartera, otro as bajo la manga en el crecimiento

Los indicadores de cartera vencida a más de 30 y 90 días mejoraron a 31 de diciembre de 2018 en comparación con los trimestres anteriores del año. El indicador de cartera vencida a más de 30 días fue de 4,25% y el de 90 días fue 3,07%. El total de cartera bruta creció 6,4% gracias a un alza de 10,1% en la cartera de consumo y de 15,1% en la cartera hipotecaria. Este resultado acompañó el aumento en activos de Aval en 2018, los cuales tuvieron un incremento de 9,8% al pasar de $236,5 billones en 2017 a $259,6 billones el año anterior.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.