Sangre y horror para sentenciar la agónica pasión: 'destripó' y asesinó a su amado en Meta

Un sangriento crimen desató el terror en el sector de La Cuncia de Villavicencio, Meta: fue el pasado domingo cuando los residentes del lugar conocieron del brutal ataque que había sufrido Luis Alejandro López Sáenz, quien a sus 42 años de edad encontró la muerte.

Con un arma blanca fue agredido, presuntamente, por quien decía amarlo. La sangre se iba escapando de su cuerpo y con ella la vida se le esfumaba. Ciudadanos en medio de la conmoción, se preguntaban qué había ocurrido y la razón que llevó a que se cometiera el brutal hecho.

Al parecer se trató de un caso de violencia intrafamiliar, el cual no comprenden sus seres queridos. “Él fue un hombre muy respetuoso con las mujeres, quería mucho a sus hijos, no sabemos qué fue lo que ocurrió”, expresó en diálogo con EXTRA Ricardo López, hermanó de la víctima. Luis era oriundo de Córdoba, lugar a donde será trasladado el cadáver para darle cristiana sepultura.

“Buen tipo”

Sobre lo ocurrido, EXTRA conoció que fue exactamente en la calle 5 # 10-06, donde los vecinos lo hallaron moribundo, alrededor de las 10:00 p.m. López había llegado hace aproximadamente cinco años a Villavicencio por motivos laborales.

“Trabajó como celador de un conjunto residencial, y gracias a su buen desempeño se ganó el cariño del jefe, quien le propuso administrar una trituradora en la capital del Meta”, indicó Ricardo. Aceptando la propuesta laboral, Luis se trasladó a Villavicencio donde vivía con Sandra Beleño Jiménez, de 22 años de edad, quien era su actual esposa y con quien tenía mellizos.

 

“Eran una pareja normal, estuvieron aquí en la Guajira para diciembre, se veían muy ‘acaramelados’, no notamos ningún tipo de problema”, expuso López. Luis era el menor de once hermanos que lo recuerdan como un hombre serio, dedicado a sus hijos y muy responsable. “Tuvo otra esposa con la que durante los años de convivencia no hubo problemas de maltrato o algo por el estilo”, añadió.

Así pasó

EXTRA conoció que el hoy occiso minutos, antes del ataque, estuvo jugando cartas y tomando algunas cervezas. Al regresar al hogar, al parecer habría sostenido una discusión con Sandra, quien presuntamente tomó un cuchillo y le perforó el estómago, dejando sus vísceras expuestas.

Las autoridades recibieron una llamada donde les informaban lo ocurrido, por lo cual se desplazaron al sitio y encontraron a Luis, quien alcanzó a manifestarles que Sandra era la persona que lo había agredido. Por la anterior, las autoridades efectuaron la captura de la mujer y trasladaron al herido hacia el centro de salud de Porfía, de donde fue remitido hacia Servimédicos, lugar en el cual infortunadamente falleció.

Redacción EXTRA Llano