Se extiende sarampión en estado de Washington, contienen paperas en Houston

loading…

En el noreste de Estados Unidos se ha propagado un brote de sarampión, específicamente en el condado de Clark, estado de Washington, donde los funcionarios de salud han declarado una emergencia de salud pública.

El condado, en el noroccidente de EE.UU., tiene una de las tasas más bajas de vacunación y la mayoría de los casos están afectando a niños menores de 10 años.

Según The Oregonian, “más del 22 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas no completaron sus vacunas. El diario citó registros estatales”.

En medio del brote, los legisladores de un comisión del estado de Washington escucharon el viernes testimonios sobre una iniciativa que busca quitar a los padres la autoridad de oponer razones personales o filosóficas para impedir que a sus hijos les apliquen la vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubeola.

Lea también: Se propaga el sarampión en EE.UU.

Centenares de personas contrarias a la medida, muchas de ellas con calcomanías que tenían el número de ésta, HB 1638, encerrado en un círculo tachado, protestaron durante más de una hora afuera de la Comisión de Atención de Salud y Bienestar, de la Cámara de Representantes del legislativo estatal.

El proyecto de ley es analizado en una época en que las autoridades de salud han registrado al menos 52 casos en el estado de Washington y cuatro en Oregon. La mayoría de los casos en Washington han ocurrido en el condado Clark, al norte de Portland, Oregon. La medida es impulsada por el representante republicano Paul Harris, y tiene el apoyo de la asociación médica estatal y del gobernador Jay Inslee, quien declaró el mes pasado el estado de emergencia por el aumento de los casos de la enfermedad.

Harris dijo que las personas de su demarcación están “preocupadas por nuestra comunidad, su inmunización y la seguridad de la comunidad”.

La medida permite que la vacunación no se aplique si la persona presenta pruebas de laboratorio que demuestren que ya tiene inmunidad contra el mal o que ya padeció las enfermedades.

En la actualidad, el estado permite exentar de las vacunas a niños que asisten a escuelas públicas o privadas, o que sean llevados a guarderías autorizadas, con base en las creencias médicas, religiosas, personales o filosóficas de los padres. Si los padres no han solicitado esa dispensa, el menor debe estar vacunado de manera obligatoria o mostrar que ha adquirido inmunidad frente a una docena de enfermedades —incluidas la poliomielitis, la tosferina y las paperas— para que pueda asistir a la escuela o ser recibido en una guardería infantil.

John Wiesman, secretario del Departamento de Salud estatal, dijo que el intento para restringir las dispensas busca “la seguridad de las escuelas y la protección de los niños vulnerables”.

Wiesman dijo ante el panel que, en comparación con otros brotes en el estado en la última década, “el que enfrentamos en este preciso momento es mayor y las personas se infectan con más rapidez que en otras ocasiones en la historia reciente”.

Entre los detractores que testificaron en contra de la iniciativa figuró el activista ambiental Robert F. Kennedy Jr., quien puso en duda los niveles de seguridad de las vacunas.

Casos de paperas en Houston

Entretanto, en Houston, Texas, siete adultos fueron detenidos en un centro de detención de Inmigración y Control de Aduanas, tras haber sido diagnosticados con paperas, pero la enfermedad contagiosa está contenida, dijo el sábado el Departamento de Salud de la ciudad.

“Dado que estas personas estuvieron aisladas dentro de las instalaciones durante el período en que fueron infecciosas, no anticipamos que estos casos representen una amenaza para la comunidad”, dijo en un comunicado el Dr. David Persse, la autoridad local de salud de Houston y el director médico de servicios médicos de emergencia. . El Centro de Detención por Contrato de Houston de ICE alberga a aproximadamente de 950 a 1.000 adultos.

La enfermedad viral comienza con fiebre, dolores y pérdida de apetito, y luego causa una inflamación dolorosa de las glándulas salivales. Los síntomas suelen durar de siete a 10 días.

Debido a que las paperas se pueden propagar rápidamente en lugares concurridos, un portavoz del Departamento de Salud de Houston dijo que los detenidos con paperas fueron aislados hasta que ya no pudieron infectar a otros.

Las paperas se pueden prevenir con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR). Los niños que reciben dos dosis programadas de la vacuna están protegidos contra el virus de por vida, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (Reporte de Katharine Jackson; editado por Jonathan Oatis)

loading…

Download WordPress Themes

Download Nulled WordPress Themes

Download Premium WordPress Themes Free

Download WordPress Themes Free

free online course