Las diez leyendas inolvidables y eternas de la historia del Ajax

Cualquier tiempo pasado fue mejor para el AFC Ajax, pero en Goal hemos querido rendir tributo a algunas de sus grandes leyendas y a los que consideramos que son el Top-10 de estrellas de todos los tiempos del club “ajacied”. Un club legendario en el viejo continente, cuyo estilo de juego, ofensivo y vistoso, siempre ha sido motivo de orgullo para sus aficionados. Estos son algunos de los grandes mitos inolvidables del Ajax:

1. JOHAN CRUYFF | 1964-73, 1981-83 | “En cierto modo, soy inmortal”. Nadie mejor que el propio Cruyff para definir su legado al mundo del fútbol. Genio dentro y fuera del campo, mito del Ajax y mejor jugador de la historia del club, “El Flaco” fue el gran ídolo europeo de la década de los setenta. Puso al Ajax en el mapa, le hizo tricampeón de Europa, patentó un estilo y fue el gran líder “ajacied” y la piedra angular de “La Naranja Mecánica”. Su cambio de ritmo, su chispa, su velocidad endiablada y su carisma fueron y siguen siendo inigualables. Ganó tres Balones de Oro y con su Ajax, tres Copas de Europa seguidas, ante Inter, Panathinaikos y Juventus. Sin duda, fue el gran rey del fútbol mundial durante muchísimos años. 
 
2. MARCO VAN BASTEN | 1981–87 | Máximo goleador de la “Eredivisie” cuatro temporadas consecutivas, leyenda del fútbol holandés y finalmente, astro del AC Milan de Sacchi junto a Gullit y Rijkaard, Van Basten fue la inspiración para todos los niños de Europa en los años 80. Era un Dios del área. Alto, potente, elegante, capaz de pegarle con las dos piernas y de rematar de cabeza con precisión de cirujano, Van Basten fue una apisonadora a su paso. Fue el “9” más sofisticado y letal de su generación. Su único talón de Aquiles, ese maldito tobillo que se operó en varias ocasiones y que acabó retirándole antes de tiempo. Fue un absoluto crack. Y sin duda, el mejor delantero de la historia del fútbol tulipán.

3. FRANK RIJKAARD | 1980-87, 1993-95 | “Gullit es potencia, Van Basten es gol y Rijkaard es la suma de todo eso”. La definición es obra de Arrigo Sacchi, el alma mater del gran AC Milán, que siempre se declaró admirador de Frank Rijkaard. Futbolista total, líbero impresionante, central notable o mediocentro colosal, Rijkaard vistió por primera vez la camiseta del Ajax con sólo 17 años. En su primera etapa en el Ajax ganó tres títulos de liga y tres Copas de la KNVB. En su segunda etapa en Amsterdam, ganó dos veces más el título de liga y además, logró coronarse campeón de la Champions, en el que fue su último servicio al club. Uno de los jugadores más completos de la historia del fútbol. Podía hacer todo: defender, organizar, liderar, pasar, regatear y marcar. 
 
4. DENNIS BERGKAMP | 1986-93 | Quizá no fue el mejor jugador de la historia del AFC Ajax, pero nadie podría negar que ha sido, junto a Cruyff, el futbolista más técnico que ha dado jamás la prolífica cantera “ajacied”. Campeón de Copa de Europa, UEFA y liga, Dennis Bergkamp era la elegancia personificada con el 10 a la espalda. Capaz de bajar pelotas con nieve, de regatear en un sello postal, de tirar paredes imprevisibles y firmar goles cósmicos, fue un talento puro. Alguien que, de haber sido más sacrificado, habría sido el número uno mundial del momento. Su colección de goles forma parte de su museo particular futbolístico. Fue un delantero de talento descomunal, dueño de un fútbol preciso, fino y plástico. No diga elegancia, diga Bergkamp.

5. PIET KEIZER | 1960-75 | “Y en la izquierda, Keizer”. Así terminaba el relato de todos los narradores de los años 60 y 70, años dorados del club “ajacied”, donde Piet Keizer jugó un papel clave para la consecución de decenas de éxitos. Regateador, rápido y centelleante, Keizer fue el mejor extremo izquierdo del Ajax en todos los tiempos. Sus centros, puro caviar, eran capaces de desmontar cualquier defensa contraria. Socio habitual del mejor Johan Cruyff, fue uno de los cromos irrepetibles para los aficionados de Amsterdam. En su palmarés, seis títulos de liga, así como cuatro victorias en la Copa KNVB, tres Copas de Europa y dos Supercopas de Europa.
 
6. SJAAK SWART | 1956-73 | Su tarjeta de presentación habla por sí sola: le llamaban “Míster Ajax”. Gran ídolo de la cantera, su ascenso meteórico hasta el primer equipo llegó gracias a Rinus Michels, el genio del banquillo “ajacied”. Swart rebasó la frontera de los 600 partidos con la camiseta del Ajax y anotó 228 tantos. Permaneció en el Ajax hasta 1973, cuando “Mister Ajax” se despidió del fútbol tras 17 años de carrera en el club. Desde entonces, ningún jugador en la historia del club ha superado la marca de este emblema del fútbol neerlandés.
 
7. JOHAN NEESKENS | 1970-74 | Todo carácter, todo fuerza. El centrocampista ideal para el llamado “fútbol total” del Ajax. El “otro” Johan era un todoterreno imparable, alguien de una notable calidad técnica y de un pundonor fuera de serie. Fue vital en el sistema táctico tanto del Ajax como de la selección neerlandesa, debido a su habilidad para presionar. Tricampeón de Europa con el Ajax, campeón del mundo y Holanda, tanto en Liga como en Copa, Neeskens también fue ídolo del Barça y del fútbol USA.

8. FRANK DE BOER | 1988-99 | Jugaba con esmóquin y sacaba la pelota siempre más limpia de lo que la recibía. En defensa era un seguro de vida y saliendo de la cueva, un espectáculo. Líbero memorable y mediocentro notable, poseía una tremenda calidad y una gran visión de juego. Fue uno de los estandartes del Ajax de la década de 1990. Dejó un grato recuerdo en Barcelona, donde ganó muchos títulos en la época de Van Gaal.

9. JARI LITMANEN | 1992-99, 2002-04 | Potente, alto, llegador y sobre todo, inteligente. Jari Litmanen, finlandés, fichado del Mypa siendo un desconocido, se puso la camiseta número 10 del Ajax tras la venta de Bergkamp. Y esa camiseta, lejos de quedarle grande, le fue perfecta. Ideal para el sistema de juego de Louis Van Gaal, indetectable para las defensas y letal en el área, fue el gran artífice del triunfo del Ajaz en la Champions de la temporada 1994-95. Vistió la camiseta del Ajax en dos épocas distintas, regresando a su hogar después de una etapa en Barcelona y en Liverpool, siendo uno de los grandes referentes para generaciones de canteranos que soñaban con llegar, algún día, a vestir la camiseta del primer equipo.

10. PATRICK KLUIVERT | 1994-97 | Su gol en el Prater de Viena entró en la historia del club. Era entonces un crío, pero con su tanto ante el Milán, Patrick Kluivert se convirtió en una gran leyenda “ajacied”. A pesar de algunas polémicas durante su estancia en el club, que apenas duró tres años, dejó una estela de goles y títulos detrás de sí. Menos elegante que Bergkamp y menos determinante que Van Basten, Kluivert marcó una época gracias a su excepcional juego de espaldas, su capacidad para interpretar el juego y por su gran visión de juego. No era un “killer” de área, pero si poseía un talento descomunal. En el Barça dejó huella.