Las automotrices de Estados Unidos cumplen con las reglas de origen del T-MEC

Las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un tratado de libre comercio para definir cuándo un bien es considerado originario


Expansión

Las empresas General Motors, Ford, Fiat Chrysler y Tesla cumplen en promedio con la exigencia de un Valor de Contenido Regional (VCR) de 75% para comercializar automóviles con las ventajas arancelarias del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El T-MEC, que aún falta su ratificación, incrementará el VCR de 62.5 a 75%, con una nueva metodología.

En contraste, las empresas asiáticas Mazda, Honda, Nissan, Toyota, Kia y Subaru operan actualmente con una media de 59% de VCR, de acuerdo con información de la American Automobile Labeling Act.

Aun con mayores dificultades, las empresas europeas Audi, Mercedes Benz, Volkswagen y BMW cuentan con un promedio de 51% de VCR.

Al interior, cada una de esas empresas tiene sus propios retos. Por ejemplo, los autos de Subaru comercializados en América del Norte tienen un VCR de entre 40 y 45%, mientras que los de Fiat Chrysler alcanzan un intervalo de entre 41 y 92 por ciento.

Audi es la mejor posicionada de las empresas europeas (67-77%), en tanto que el rango de las otras tres es variable: Mercedes (1-70%), VW (30-61%) y BMW (25 a 35 por ciento).

Oscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), dijo que el T-MEC contiene las reglas de origen automotrices más complicadas de todos los tratados de libre comercio del mundo.

El VCR es un porcentaje que indica en qué medida una mercancía ha sido producida en la región local del productor. El origen de los componentes o materiales de la mercancía, la ubicación de la producción de ésta y otros factores influyen en dicho porcentaje.

En general, las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un tratado de libre comercio para definir cuándo un bien es considerado originario (por su nivel de contenido regional) para gozar de las preferencias arancelarias.

Durante 25 años, la industria automotriz de América del Norte trabajó con una regla: cumplir con 62.5% de VCR. Pero si se aprueba el T-MEC habrá cuatro reglas: un contenido regional que llegará hasta 75%; 70% del acero y el aluminio tendrán que ser de la región; 40% del costo del vehículo deberá provenir de un lugar de manufactura de 16 dólares por hora, y siete componentes principales del automóvil tienen que ser manufacturados en la región.

“Se pasará de una a cuatro reglas y además con una complicación técnica para poder hacer el seguimiento de todos estos datos y poder demostrar a la autoridad que un automóvil es NAFTA (TLCAN); es verdaderamente complicado”, comentó Albin.

En el caso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) actual, la mayoría de los bienes que contienen materiales de países que no son parte de América del Norte también pueden considerarse norteamericanos, si los materiales se transformaron suficientemente en la región del TLCAN para pasar por un cambio en la clasificación arancelaria (llamado “cambio de tarifa”).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.