Ecuador conversa con el FMI para acordar ayuda financiera y evitar una recesión fuerte


Ecuador ha iniciado conversaciones formales con el Fondo Monetario Internacional a fin de asegurar un acuerdo de apoyo financiero para la nación sudamericana. Los bonos subieron.

Ambas partes confirmaron que representantes del gobierno de Lenín Moreno han iniciado conversaciones con el fondo con sede en Washington para ayudar a Ecuador a evitar una recesión fuerte.

Moreno habló con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante el Foro Económico Mundial en enero. A pesar de expresar su apoyo a los esfuerzos de Moreno hasta el momento, Lagarde señaló que aún quedan grandes desafíos.

Otros prestamistas potenciales incluyen al Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento, dado que Ecuador busca deuda a bajo costo con vencimientos largos.

“Hay un 50 % de posibilidades de llegar a un acuerdo porque Ecuador no tiene otra opción aparte de China, que tiene un historial negativo”, asegura Ramiro Crespo de Analytica Securities, en Quito.

Luego de heredar un considerable déficit fiscal y una economía en desaceleración, Moreno se ha embarcado en una agenda de reforma económica que recorta los programas y gastos del gobierno. El gobierno también está planeando un recorte de 10 % en el personal de las empresas estatales, incluidas las petroleras Petroamazonas y Petroecuador, y está analizando concesiones o privatizaciones.

Otros desafíos podrían incluir el aumento del impuesto al valor agregado de 12 a 14 %, así como aflojar el mercado laboral estrictamente regulado.

Los bonos de referencia del gobierno a 2028 subieron 2,85 centavos el martes, a 90,46 centavos por dólar, rompiendo su mayor racha de pérdidas en más de un mes. El rendimiento cayó 52 puntos básicos, a 9,48 %.