China afecta programación de la Berlinale, detectan dos casos de censura

BERLÍN, Alemania.- En un caso de censura sin precedentes en los anales de los grandes festivales cinematográficos, las autoridades chinas retiraron a última hora de la programacion de la Berlinale dos películas en competición.

El filme Un segundo, seleccionado y programado en la competición internacional, dirigido por el laureado gran maestro chino Zhang Yimou (Oso de Oro aquí por El sorgo rojo en 1987) y Mejores días de Derek Tsang, igualmente en competición en la seccion Generation 14 Plus fueron retiradas del programa del festival, ambas por “razones técnicas relativas a la post producción”, según un vocero de la Berlinale. Como nadie aquí es tonto, es claro que se trata de un grave caso de censura por parte de China.

¿Sería una coincidencia que ambas traten temas sensibles para el régimen chino? La de Yimou se ocupa del destino de dos personas, una de ellas fugitiva de un campo de labor forzada en la época de la revolución cultural; mientras que Mejores días trata de las adversas condiciones a las que se enfrentan los candidatos a la selección para tener acceso a la educación superior hoy día en aquel país.

Berlinale: Sigue la cosecha de cintas sobre mujeres

Por otro lado, la buena película francesa Por la gracia de Dios de Francois Ozon de la que hablamos a raíz de su estreno en competiciones, está amenazada de prohibición para su salida comercial en salas francesas esta misma semana ya que su temática de abusos sexuales perpetrados por curas católicos, llevó a unos católicos fanáticos a acudir a los tribunales pidiendo su prohibición.

En lo que toca a la cosecha de películas estrenadas en competición, estos dos últimos días destacaríamos la aportación canadiense con Antología de la ciudad fantasma, donde el peculiar y prolífico cineasta Denis Cote (Vic y Flo vieron un oso, Premio Alfred Bauer aquí en 2013), ofrece una especie de película-ensayo sobre la especial y mística relación que los habitantes de una pequeña ciudad perdida en el norte del país tienen con sus muertos… Antología junto con la china Ondog, ya reseñada, son dos casos únicos de un cine contemplativo y a la vez filosófico dentro de la selección competitiva de este año.

Del lado europeo y en las secciones paralelas, en este caso aquella del Forum, la película rumana Monstruos del debutante Mariu Octeanu confirma la buena salud del cine de aquel país que se caracteriza por la excelencia en describir caracteres y presentar con convencimiento situaciones de lo cotidiano.

Del lado de América Latina donde Brasil domina con nada menos que ocho películas seleccionadas en varias secciones y otras tantas en el mercado del film (EFM) destacaron de lo estrenado hasta ahora el docudrama brasileño Querencia de Helvecio Martins Jr., –presentado en el Forum- sobre las diferentes andanzas de un vaquero.

Por desgracia el largo colombiano de ficción Monos de Alejandro Landes –sección Panorama- no está en la altura y no cumple con las expectativas que había generado su película de debut Porfirio presentada con éxito en festivales en 2011.

En Monos, Landes se introduce en medio de una banda de adolescentes quienes “juegan” a la guerrilla en las montañas de Colombia, dependientes de un grupo no especificado que podrían ser las Farc o el ELN. El tratamiento y lo que sucede recuerdan El señor de las moscas, la excelente y clásica película de Peter Brooke.