Autoridades sanitarias de Neiva en alerta por dengue

Según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Municipio de Neiva, la vigencia 2018 finalizó con 564 casos de Dengue y 7 casos de Dengue Grave, y para lo que va corrido de este año, se han reportado 155 casos de Dengue y 10 casos de Dengue Grave.

El municipio de Neiva, no es ajeno al brote de dengue por el que muchos departamentos están pasando, ésta enfermedad es endémica para nuestro municipio por sus condiciones climáticas y los malos hábitos comunitarios frente a la prevención y control. 

De acuerdo a los reportes epidemiológicos se ha convertido en una problemática significativa por el aumento de los casos de dengue debido a que la población no acata las recomendaciones impartidas por el equipo de Enfermedades Transmitidas por Vectores de la Secretaría de Salud Municipal, responsables de la vigilancia, control integrado a nivel comunitario y domiciliario, y medidas educativas orientadas a evitar la reproducción del vector o zancudo Aedes aegypti.

Es por ello y ante la alerta emitida la semana anterior por el Ministerio de Salud, la capital opita ha decidido adoptar medidas tendientes a evitar la propagación de esta problemática de salud pública.

Casos reportados en Neiva

Según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Municipio de Neiva,  Sivigila, la vigencia de 2018 finalizó con 564 casos de Dengue y 7 casos de Dengue Grave, y para lo que  va corrido de este año, se han reportado 155 casos de Dengue y 10 casos de Dengue Grave.

Éste reporte prende las alarmas a  las autoridades de salud en Neiva, teniendo en cuenta los bruscos cambios climáticos, asociados a los fenómenos de la niña y del niño,  que son propensos para la reproducción y vivencia del vector zancudo Aedes Agypti,  cuando no se acatan las medidas preventivas, con la proliferación de los criaderos y por ende la propagación de la enfermedad. 

“Por esta razón se hace extensiva la invitación a toda la comunidad para adoptar las medidas necesarias y de esta forma mitigar la aparición del zancudo Aedes aegypti, responsable del dengue” dijo Miguel Andrade Pachón, Secretario de Salud de Neiva. 

El funcionario indicó que no obstante su dependencia siempre ha mantenido el plan de contingencia activado de manera permanente con las medidas preventivas y de control a nivel municipal. 

Otra de las medidas es que para la presente vigencia, se continúa con la  intensificación de las acciones de vigilancia y de alerta comunitaria para que atiendan las recomendaciones impartidas.

“Estamos respondiéndole a la comunidad, con las acciones de promoción, educación  casa a casa, capacitación comunitaria, acciones de prevención con el reordenamiento del medio para el control de los criaderos, entrega de repelentes y toldillos, acciones de control mediante la aplicación de productos químicos  para el zancudo adulto y larvario, así mismo, control y vigilancia de los sitios críticos propensos a los criaderos como son montallantas, cementerios, lotes baldíos; aquellos con población vulnerable como instituciones de salud y educativas, hogares de bienestar, entre otros; a nivel urbano y rural. Hemos contado con el apoyo de la Secretaría de Salud Departamental del Huila, con el suministro de insumos críticos como larvicidas, adulticidas, toldillos  y repelentes, para que las familias neivanas estén protegidas frente a la enfermedad del dengue”, indicó el Secretario de Salud de Neiva.

Reiteró que la comunidad juega un papel importante en el control del zancudo Aedes Aegypti, y de la presencia del dengue, por hacer caso omiso a las recomendaciones, la cual debe partir con la concientización, adopción de conductas saludables en control y eliminación de los criaderos desde el ambiente del hogar y sus entornos.

Recomendaciones:

Las autoridades señalan poner en práctica las siguientes recomendaciones, orientadas a la eliminación y control de criaderos:

  • Lavado de albercas y depósitos de agua,semanalmente (con uso de cepillo y lavado parejo)
  • Mantenimiento de tanques tapados
  • Eliminación de los inservibles o recipientes que pueda almacenar agua (botellas, tarros, llantas, latas).
  • Limpieza de recipientes que almacenan agua: floreros acuáticos, recolectores de agua de materas, bebederos de animales, entre otros.
  • Limpieza periódica de los canales de agua lluvia
  • Control de sifones (agua caliente tres veces a la semana).
  • Limpieza del entorno de la vivienda