Ataque de muerte en Popayán: una certera puñalada en la cabeza acabó con su vida

Un ciudadano de 32 años de edad falleció en un hospital luego que al parecer recibiera una puñalada en hechos ocurridos en el occidente de Popayán.

Historia

Julio Andrés Romero arribó a su vivienda en horas de la tarde pero no en las mejores condiciones. Previo a eso, el hombre residente en el barrio Retiro Alto tuvo que ir hasta un hospital en el sur la capital caucana debido a que según él, le generaron una herida con arma blanca en la cabeza.

EXTRA Cauca conoció que supuestamente en ese centro médico no le habrían prestado la atención necesaria razón por la cual volvió a su residencia. 

Las horas posteriores a esa situación transcurrieron en total normalidad hasta que dos personas hicieron presencia en la casa del ciudadano e informaron a sus parientes que habría presentado un quebranto de salud.

Los allegados pudieron ubicarlo y lo trasladaron nuevamente al complejo hospitalario donde esta vez sí fue valorado por los galenos que determinaron la condición delicada de Julio Andrés.

Sin vida

Por ese motivo, el ciudadano tuvo que ser remitido hasta el hospital San José de la ‘Ciudad Blanca’ donde al realizarle nuevos exámenes, los médicos encontraron una infección en su cerebro, ocasionada muy posiblemente por la agresión que sufrió y de la cual supuestamente no recibió la debida atención para ese momento.

A pesar del esfuerzo realizado por los galenos, nada se pudo hacer por mantener con vida a Julio Alejandro quien murió hacia las 3:00 de la tarde. 

Investigación

Las autoridades fueron informadas de la muerte del hombre. Funcionarios de la Sijín de la Policía Metropolitana llegaron hasta el hospital para conocer de primera mano para conocer los hechos sucedidos con información aportada por sus familiares.

Aunque hasta el cierre de esta edición no se conocía sobre el sitio exacto donde Julio Andrés resultó herido, los investigadores adelantaban las labores judiciales en toda la Comuna Siete principalmente para poder dar con el agresor.

Inspección

El CTI de la Fiscalía General fue el encargado de cumplir con la inspección de cadáver que en la noche fue ingresado a Medicina Legal para la realización de la necropsia por parte de los profesionales.

Julio Andrés era ayudante de construcción y sus honras fúnebres se cumplieron el pasado fin de semana.