Al “Lobo feroz” le cayó todo el peso de ley, fue condenado a 60 años

a justicia colombiana condenó este miércoles a 60 años de prisión a Juan Carlos Sánchez, conocido con el alias de Lobo feroz.

El Lobo Feroz fue encontrado responsable de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, actos sexuales con menor de 14 años, acceso carnal violento y pornografía infantil.

Frente a esta decisión de la justicia, Ximena Norato, directora de la Agencia Pandi, dedicada a proteger los derechos de los niños, manifestó que es el fiel reflejo de una justicia eficiente “que privilegia el interés superior de la niñez, no solo protege a otras niñas y niños, sino que es disuasiva”.

Además, señala Norato, “si de cada 100 casos de abuso sexual, hubiese 100 investigaciones serias y condenas como esta, no necesitaríamos cadena perpetua”, menciona Norato, a propósito del interés y respaldo que le ha dado el Gobierno Nacional a esta apuesta.

“Necesitamos justicia eficiente para la niñez, un sistema judicial especializado y dedicado a resolver, de manera prevalente, todos los casos de delitos contra menores de 18 años”, agregó Norato.

¿Quién es el Lobo Feroz?

De acuerdo con la información que maneja la justicia, el condenado no tuvo compasión con sus víctimas, que según las investigaciones de la Fiscalía serían 276 menores de edad que habrían sido abusados.

El Lobo feroz fue extraditado hacia Colombia en septiembre pasado, por solicitud de la justicia colombiana, pues allí fue capturado por las autoridades venezolanas. Sin embargo, los delitos los cometió principalmente en Barranquilla, según las averiguaciones e investigaciones del ente acusador.

“Al parecer esta persona utilizaba las salas de juegos de los centros comerciales ubicados en la ciudad de Barranquilla para abordar a las víctimas menores de edad con engaños y les ofrecía dinero con el fin de realizar actos sexuales, videos y fotografías con contenidos pornográficos. Estos hechos ocurrieron entre 2007 y 2008”, éxplicó el año pasado la vicefiscal General de la Nación, María Paulina Riveros Dueñas.

Hay más peligrosos

Para los consultados, infortunadamente para el país, el Lobo feroz no es el único delincuente sexual de este calibre.

Recuerdan que aunque esta persona no tiene acusaciones por el delito de homicidio, la cantidad de jóvenes que afectó podría compararse al de otro reconocido delincuente conocido como “La Bestia”, Luis Alfredo Garavito, quien se encuentra condenado por violar y asesinar a cerca de 192 niños en 11 departamentos.

En el dossier de los investigadores también aparece Manuel Octavio Ramírez, conocido como “el mostruo de los cañaduzales”, quien fue el responsable de matar al menos a 50 niños entre 1999 y 2002 en el Valle del Cauca, a quienes aprovechando su oficio de vendedor de helados los engañaba, drogaba, abusaba y les quitaba la vida. Ramírez fue capturado en 2003 luego de la denuncia de un menor que logró escapar.

Pedro Alonso López, “el monstruo de los Andes”, fue otro asesino de niños. Este hombre, tras su captura en 1980, confesó el homicidio de 300 niñas y jóvenes entre los 8 y 13 años de edad.

A diferencia de los anteriores, esta persona no fue enviada a la cárcel y sí a un sanatorio, donde estuvo hasta 1998 cuando fue dejado en libertad con la condición de reportarse cada mes. Desde 2002, se dejó de conocer su ubicación, según la justicia.