Universidades públicas de Manizales regresan, pero a asambleas

Los estudiantes de las universidades de Caldas y Nacional retornarán esta semana, pero a asambleas generales. Tomarán decisiones sobre la terminación del segundo semestre del 2018, suspendido desde octubre por el paro nacional, y el curso de los dos semestres de este año.

Gabriel Antonio Moyano, representante estudiantil de la Universidad Nacional sede Manizales, informó que el encuentro será el miércoles, a las 9:00 a.m. en el campus Palogrande, y Juan Camilo Muñoz, representante de los estudiantes al Consejo Superior de la Universidad de Caldas, indicó que la decisión la tomarán el jueves en el Teatro 8 de Junio, sede central. La hora no está definida, pero podría ser a las 10:00 a.m.

Según Moyano, revisarán los acuerdos que se pactaron con el Gobierno Nacional, mirarán los acuerdos a nivel de Sede y buscarán hacer una ruta para ver si se levanta o no el cese de actividades de los estudiantes.

“El Consejo de Sede ya sacó la modificación del calendario. Estudiaremos hasta marzo para terminar el segundo semestre del 2018 y después seguirían los otros dos semestres de este año, recortando tiempos de vacaciones. Habrá que esperar lo que se defina una vez concluya el último semestre del 2018”.

Oferta permanente

Muñoz explicó que en la asamblea general del jueves darán a conocer el acuerdo logrado tras por lo menos tres meses de movilización en la Universidad de Caldas y de unos dos meses en todo el país; también expondrán los alcances y las repercusiones para mejorar las condiciones financieras de la Universidad, las modificación normativas que quedan en curso y que los estudiantes determinen si regresan a clase, dado que no hay decisión de volver, pero sí de terminar el semestre.

“Estamos pendientes del mecanismo para ingresar, y de conversar con la Administración sobre las garantías para reincorporarse de una mejor manera a clases. Lo que hay que definir es cuándo regresar. Quedaron faltando 13 semanas, un periodo bastante largo”.

Agrega que hay una propuesta de la Administración, que votó el Consejo Académico, y es que todo el año se vean materias y así poder recuperar el tiempo y ver los otros dos semestres, sin un solo día de vacaciones.

“No estamos de acuerdo, pero hay un compromiso y es que una vez finalice el segundo semestre del 2018 se va a presentar un estudio de qué tan viable es tener la oferta permanente, pues por un lado está la capacidad técnica de la Universidad, pero por otro no se están dando garantías académicas ni laborales. Esto se discutirá hacia abril, cuando terminemos el 2018”.