El Abierto de Australia promete ser un torneo espectacular e intenso

Una nueva edición del Abierto de Australia arranca este lunes con una tremenda lucha como telón de fondo entre el serbio Novak Djokovic (1) y el suizo Roger Federer (3) por la consecución de la que sería la séptima corona en Melbourne para cualquiera de ellos.

Mientras, el cuadro femenino volverá a ser un territorio abierto tras las dudas de la rumana Simona Halep, primera jugadora mundial, que llega sin entrenador tras su ruptura con el australiano Darren Cahill, y la estadounidense Serena Williams, siete veces ganadora del primer Grand Slam del año.

También te puede interesar

‘Chucky’ Lozano otra vez está en la mira del Barcelona

Federer defiende el título y contará con la oportunidad de poder levantar su vigésimo Grand Slam, así como su tercer Abierto de Australia consecutivo, y sumar así el título 100 de su carrera, mientras que Djokovic podría sumar su decimoquinto grande tras conseguir las últimas ediciones de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos.

El español Rafael Nadal (2), quien alcanzó la final frente al suizo hace dos años en Melbourne, no estará a priori en el vagón de los máximos candidatos al título como consecuencia de su inactividad durante cuatro meses por lesión.

Será la primera puesta en acción, de forma oficial, del campeón de la edición de 2009, que tras abandonar en las semifinales del Abierto de EE.UU. contra el argentino Juan Martín del Potro, pasó por el quirófano en noviembre para someterse a una artroscopia en su tobillo derecho y tan sólo ha contado con los partidos de exhibición disputados frente al sudafricano Kevin Anderson (5), en Abu Dabi, y al australiano Nick Kyrgios, en Sídney, para preparar la primera gran cita del año.

Nadal renunció a disputar el torneo de Brisbane en la primera semana de enero como consecuencia de unas molestias en el muslo izquierdo. En Melbourne ha expresado su ilusión y sus ganas de volver con fuerza, justo cuando se cumplen diez años de su gran triunfo.

Tiene además posibilidades matemáticas de recuperar el número uno pero para ello necesita ganar de nuevo el título y que el serbio, por su parte, no supere la tercera ronda, situación que tan sólo ha ocurrido en las ediciones de 2005, 2006 y 2017.

Esta edición conlleva un halo de tristeza después de que el británico Andy Murray, finalista en cinco ocasiones, anunciara este viernes que se retirará tras la conclusión del próximo Wimbledon como consecuencia de su larga lesión de cadera, la cual le ha relegado al puesto 230 de la lista ATP.

También puedes leer

Diego Lainez pasa las pruebas médicas para integrarse de lleno al Betis

Por lo tanto, será el último año en el que el cuadro final del primer Grand Slam de la temporada cuente con los cuatro grandes tenistas de esta generación (Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray), con 53 títulos ‘majors’ entre todos.

Deber ser también la oportunidad del alemán Alexander Zverev, una vez despejadas las dudas con su tobillo. El campeón de la última edición de las ATP Finals de Londres encabeza, ahora sí, la camada de jóvenes jugadores que siempre acechan.

Entre ellos, el austríaco Dominic Thiem (7); el ruso Karen Khachanov (10); el croata Borna Coric (11); el ruso Daniil Medvedev (15), el surcoreano Hyeon Chung, tras alcanzar las semifinales en Melbourne Park en 2018; y el australiano de origen español Alex De Miñaur (27), el hombre más en forma quien llega a Melbourne tras conseguir su primer título ATP en Sídney.

La principal baja para la nueva entrega del Abierto de Australia será la del argentino Juan Martín Del Potro, quinto clasificado mundial, después de anunciar su indisponibilidad como consecuencia de la fractura de rótula sufrida durante el Másters de Shanghai en octubre, y que tiene previsto volver a las pistas en el ATP 250 de Delray Beach.

Respecto al cuadro femenino, un año más volverá a ser territorio abierto después de que tanto la rumana Simona Halep, número uno mundial, como la estadounidense Serena Williams, ganadora del Abierto de Australia en siete ocasiones, no estén en plenitud de condiciones para la primera gran cita del curso.

También puedes leer

VIDEO: Jugador argentino choca su auto; una mujer embarazada resulta lesionada

Halep, quien perdió la final del año pasado ante la danesa Caroline Wozniacki, se perdió parte del último tramo del año como consecuencia de una lesión de espalda y cortó la progresión de una excelente temporada, después de conseguir en Roland Garros su primer y ansiado Gran Slam.

Por su parte, la hermana menor de las hermanas Williams, toda una experta en la capital del estado de Victoria, no ha alcanzado todavía la cima de sus posibilidades tras permanecer sin competir durante gran parte del 2017, a pesar de que fue finalista en las últimas ediciones de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos.

La alemana Angelique Kerber (2), vigente campeona en Wimbledon, y Caroline Wozniacki, última campeona en Melbourne, se postulan como una de las principales candidatas, dentro del panorama incierto, a levantar el trofeo en la Rod Laver Arena.

Siempre habrá que tener en cuenta a la española Garbiñe Muguruza (18), con experiencia ya con dos títulos Gran Slam (Roland Garros 2016 y Wimbledon 2017) en su palmarés, a pesar de firmar un último año discreto, donde consiguió sólo el título en Monterrey.

La emoción será la principal protagonista en el cuadro femenino, ya que hasta once jugadoras podrán coronar la clasificación WTA tras la conclusión del torneo.

La alemana Kerber (2), la holandesa Kiki Bertens (9) y la checa Karolina Pliskova (7) tendrían que alcanzar como mínimo la final y esperar a un temprano tropiezo de la rumana Halep; mientras que la checa Petra Pvitova (8) y la ucraniana Elina Svitolina (6) podrían dominar la lista tan sólo obteniendo las semifinales, siempre y cuando se cumplan las combinaciones de resultados necesarios.

PUBLIMETRO TV