México es el país de América Latina que más respeta las leyes

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. México es el país de América Latina que tiene actitudes más respetuosas de las leyes y reglamentos, pues a pesar de la percepción del problema de corrupción, la gente busca que el orden legal se aplique, aseguró el director general de la consultora Amital, Fernando Sentíes.

Al dar a conocer los resultados de la primera encuesta Tendencias de Honestidad en Latinoamérica, realizada por esa firma consultora en ética laboral, precisó que 32.36 por ciento de las respuestas dieron esta justificación.

Señaló que es muy común que en México y otros países de América Latina se presente un fenómeno denominado “fraude ocupacional”, que hace alusión a la utilización del tiempo ocupacional y de los recursos de la empresa, para enriquecimiento.

El especialista en temas de combate a la corrupción mencionó que en México, 12.48 por ciento de las organizaciones justifican el acto de sobornar, pues se observa como una conducta cotidiana, en tanto que Ecuador, con 22.9 por ciento de los entrevistados, es el país que más justifica esta acción.

Precisó que 33.8 por ciento de los encuestados percibe la conducta violenta como algo de la vida cotidiana, y aclaró que si México fuera un lugar con menos impunidad, de acuerdo con los participantes, se respetaría más el orden jurídico que en otras naciones latinoamericanas.

Refirió que la investigación realizada en Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Perú, México y República Dominicana, buscó evaluar la actitud de las personas frente a temas como robo, soborno, lealtad, uso de sustancias (alcohol y drogas), respeto al orden social, violencia y fraude.

Destacó que en México 27 por ciento de las empresas evaluadas afirmó que sus empleados podrían robar en la organización, lo que implica graves mermas y repercusiones en las empresas, haciendo relevante y necesaria la implementación de normas al interior de ellas.

A su vez, añadió, Bolivia es el país que más justifica el robo, toda vez que 34.26 por ciento de los encuestados considera que en muchos escenarios este acto puede ser poco grave.

Comentó que en esa nación sudamericana, más de 50 por ciento de las personas encuestadas piensa que hay lugares donde es imposible arreglar algo sin soborno, y 48 por ciento estaría dispuesto a dar dinero a un policía a cambio de que les perdone una multa.

Ello evidencia el deterioro de las instituciones públicas, fomentando una cultura de corrupción que acepta y replica este tipo de actos, apuntó.

Aunque las causas de corrupción respondan a distintos patrones en cada país latinoamericano, todas ellas tienen un común denominador y es la relación con el poder público, concluyó Sentíes.