España celebra el centenario de su consagración al Sagrado Corazón con un año jubilar

España celebra el centenario de su consagración al Sagrado Corazón con un año jubilar

Getafe (España) (AICA): Con motivo del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, el 30 de mayo de 1919 en el Cerro de los Ángeles, el obispo de Getafe, monseñor Ginés García Beltrán, presidió el pasado 3 de diciembre, la apertura del Año Jubilar que se extenderá hasta el 24 de noviembre de 2019 y cuyo acto central será la renovación de la consagración de España al Corazón de Jesús el próximo 30 de junio.

Con motivo del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, el 30 de mayo de 1919 en el Cerro de los Ángeles, el obispo de Getafe, monseñor Ginés García Beltrán presidió, el pasado 3 de diciembre, la apertura del Año Jubilar que se extenderá hasta el 24 de noviembre de 2019.

Más de 1.500 fieles asistieron ayer al acto de apertura de la Puerta Santa de la Basílica del Santuario del Cerro de los Ángeles de Getafe. La celebración eucarística fue presidida por el nuncio apostólico monseñor Renzo Fratini y concelebrada por el obispo de Getafe, monseñor Ginés García Beltrán y su obispo auxiliar, monseñor José Rico Pavés y ocho prelados más, incluyendo al arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela.

“Estamos aquí para manifestar el amor a Jesús. Amamos su corazón divino y humano y entendemos que nos llama a la conversión, a que nos dediquemos a Él, a que nos consagremos a Él y a que vivamos la reparación de los pecados, los nuestros y los de todos los hombres, nuestros hermanos, respondiendo generosamente a su amor”, señaló monseñor Fratini.

Por su parte, el obispo de Getafe destacó en sus palabras que celebrando el primer centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, se pretende activar el amor de Cristo.

“Con este Año Jubilar, no es nuestra intención mirar el pasado con nostalgia, pero sí con agradecimiento, con un corazón agradecido por los beneficios que por años recibimos del Señor y que en nuestra España se han traducido en frutos de santidad”, detalló el prelado.

“En este año también está el deseo de reavivar que Cristo reine en los corazones y reine también en las relaciones sociales”, afirmó monseñor Ginés.

Un centenario con múltiples actividades
Los actos conmemorativos de este Año Jubilar se prolongarán hasta el 24 de noviembre de 2019. A la apertura de la Puerta Santa, le seguirán cuatro simposios que tratarán temas de espiritualidad (febrero), historia (marzo), dogmática (abril) y Doctrina Social de la Iglesia (mayo).

El acto principal se llevará a cabo el fin de semana del 29 al 30 de junio, en cuya oportunidad se renovará la Consagración de España al Sagrado Corazón.

Además, se han organizado diversos espectáculos culturales, unas ‘Olimpiadas en el Corazón de Cristo’ y un Congreso Nacional de Evangelización que se celebrará en septiembre y que buscará caminos para llevar el amor del Corazón de Cristo a todos.

Toda la información del centenario puede encontrarse en: www.corazondecristo.org

Un monumento, símbolo de martirio
España se convirtió el 30 de mayo de 1919 en el sexto país del mundo en consagrarse al Sagrado Corazón de Jesús. La celebración tuvo lugar en un monumento erigido poco antes, en el cerro de Los Angeles, en Getafe, identificado como el centro geográfico de España.

A la misa de consagración, durante la cual se leyó un telegrama del papa Benedicto XV, asistió el rey Alfonso XIII, quien leyó la oración por medio de la cual España se consagraba al Sagrado Corazón de Jesús.

“España, pueblo de tu herencia y de tus predilecciones, se postra hoy reverente ante ese trono de tus bondades que para Ti se alza en el centro de la Península. Reinad en los corazones de los hombres, en el seno de los hogares, en la inteligencia de los sabios, en las aulas de las ciencias y de las letras y en nuestras leyes e instituciones patrias”, fue la oración leída por el monarca.

El monumento fue profanado y destruido con explosivos por las milicias de izquierdas leales al bando republicano durante la Guerra Civil española el 7 de agosto de 1936. De aquel episodio quedó como testigo la fotografía de los milicianos representando un fusilamiento contra el Sagrado Corazón.

Esa imagen se convirtió en uno de los iconos de la persecución religiosa en España en el bando republicano, que costó la vida a cerca de diez mil personas por causa de su fe, entre obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos.

Además, las autoridades republicanas decidieron cambiar el nombre al lugar, que pasó a denominarse “Cerro Rojo” durante todo el tiempo que el enclave permaneció bajo control de las milicias comunistas.

Finalizada la Guerra Civil se inició la reconstrucción del monumento en el mismo Cerro de los Ángeles, que recuperó su nombre original, pero en frente de las ruinas del monumento antiguo, que se conservan como memoria de la persecución religiosa.

La edificación del nuevo monumento se inició en 1944 y se inauguró en 1965.

Además del monumento al Sagrado Corazón de Jesús, el conjunto cuenta con una basílica, un convento de carmelitas descalzas, una ermita y el seminario. +