Domínguez: "La Libertadores era una Copa dormida, olvidada"

Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL.

Luego del escándalo que dejó la final (que no se jugó) en el Monumental, Alejandro Domínguez atravesó sus peores días como presidente de la CONMEBOL. Sin embargo, en pleno caos, él entiende que la Copa Libertadores dio un salto de calidad.

En diálogo con El País, el máximo directivo del fútbol sudamericano reflexionó: “La Conmebol ha cambiado, nos hemos profesionalizado. Mostró al mundo que esta es un final que interesó al mundo. De jugar en el Bernabéu no hubo idea original, sí de jugar en Madrid. Fue una idea mía. Lo hablé con Florentino y estuvo de acuerdo que era una gran idea”.

Lejos de mostrarse golpeado, Domínguez asegura: “Esta era una Copa dormida. Olvidada en el tiempo. Había quedado en la memoria. La Libertadores está viva y fuerte. La capital del fútbol está en Sudamérica. La CONMEBOL ha cambiado”.

Para cerrar, el nacido en Asunción explicó: “Hubo un juego que no se pudo jugar. Es una lección que aprender. El campo neutral que encontramos es donde más cantidad de argentinos viven. Más de un millón de argentinos viven en Europa y 350 mil en España. Se ofrecieron Milán, Génova, Medellín, Belo Horizonte, Doha y Miami pero esto era lo mejor”.