Blackfishing: La polémica sobre “influencers” acusadas de fingir ser negras

“No me operaron, así que no puedo quitarme estos labios. No puedo quitarme mis ‘implantes falsos de trasero”.

Durante el último mes, Aga Brzostowska ha sido etiquetada como “blackfish”, un término que se emplea para describir a alguien acusado de fingir ser negro o mestizo en las redes sociales.

La sugerencia de que Brzostowska ha estado fingiendo su raza es algo nuevo para ella.

Esta estudiante de 20 años de la Universidad de Birmingham (Inglaterra) le confesó al programa de la BBC Radio 1 Newsbeat que su piel natural no es “pálida”. Pero sí admite que la ha oscurecido.

“He hecho cosas como el bronceado, pero no considero que haya sido algo malintencionado.

“Así que no creo que deba dejar de hacerlo porque… ¿por qué dejaría de hacer algo que me beneficia o que disfruto hacer?”, dice la joven, quien pidió ser citada como Alicja.

Alicja dice que no está sugiriendo que “el privilegio blanco no existe”, pero quiere decirle a sus críticos que “las suposiciones que están haciendo son erróneas”.

Ella es solo una de las muchas personas blancas con influencia en Instagram que han sido acusadas de cambiar sus rasgos para parecerse más a las mujeres negras.

Una diferencia impresionante

Muchos usuarios destacan en sus fotografías que tienen la piel más oscura, los labios de mayor tamaño, los muslos y las nalgas más grandes, y peinados que incluyen rizos y trenzas.

La sueca Emma Hallberg, que tiene más de 260.000 seguidores en Instagram, es la más criticada por ello.

Hallberg tuvo que defenderse después de que dos fotos suyas se volvieran virales en las redes sociales.

“No me veo a mí misma como otra cosa que una persona blanca”, dijo Emma al portal estadounidense Buzzfeed. “Me bronceo de forma natural con el sol”.

La defensa de la joven es similar a las de las dos mujeres acusadas de esta práctica con las que habló Newsbeat.

Alicja admite que dos fotos suyas que están recorriendo Twitter -una de cuando tenía 13 años y la otra tomada recientemente- no le agradan mucho.

“Entiendo por qué se creó la polémica en Twitter. Y tiene sentido usar mis fotos, porque sin mirar nada ni conocerme, tiene sentido juntar esas dos fotos porque obviamente puedes ver una diferencia impresionante, una diferencia loca”.

“Así que no estoy realmente molesta por el hecho de que alguien haya usado las imágenes sin conocerme. Tiene sentido lo que intentaban transmitir”.

Alicja asegura que la foto de la izquierda es de cuando tenía 13 años, mientras la de la derecha es más reciente, luego de regresar de sus vacaciones

Alicja afirma que las diferencias en su aspecto que se muestran en las dos imágenes son completamente naturales, incluso sus trenzas.

Asegura que todo es resultado del trabajo arduo en el gimnasio y el hecho de estar de vuelta de las vacaciones.

Y piensa que parte de la razón por la que la gente se sorprende cuando descubre que es blanca se debe a los “estereotipos” de cómo lucen los polacos.

“Estoy orgullosa de ser polaca, pero no sé por qué me veo así. Mis rasgos están ahí. No puedo evitar tener labios grandes en lugar de los rasgos estereotipados de una polaca”, dice.

En cuanto a las trenzas, comenta que la hermana pequeña de su amiga abrió una peluquería y quería hacerle el peinado para tomar fotos.

“En realidad, no le di muchas vueltas. Realmente aprecio la cultura (afro) y me encanta la apariencia. Se trata de eso, literalmente”.

La polémica

Se ha hablado mucho sobre “blackfishing” desde que se volvió viral en Twitter un hilo de comentarios de la escritora canadiense Wanna Thompson, quien hablaba de las mujeres acusadas de esta práctica.

Algunas personas se han estado preguntando por qué el tema es un problema.

Dara Thurmond, una enfermera de Nueva York que ha criticado esta práctica, comenta a Radio 1 Newsbeat que los negros “solo por ser nosotros mismos” siempre han sido “mal vistos”.

Thurmond dice que su frustración se debe a que las mujeres blancas que parecen estar posando como negras no saben “la lucha que atraviesan las mujeres negras solo para ser aceptadas por quienes son”.

“Incluso en estos tiempos, en ciertas áreas de trabajo, las mujeres negras no pueden usar su cabello natural. Deben alisarlo”.

“Tienen que apretarse el pelo para que quede liso, porque tener el pelo afro o trenzas se considera sucio o desarreglado. No es profesional”.

Ella dice que las mujeres acusadas de “blackfishing” están siendo “injustas” con las mujeres negras que intentan convertirse en personas influyentes.

“Le están robando (a esas mujeres)”, dice Thurmond.

El “efecto Kardashian”

Jaiden Gumbayan tiene 19 años, es de Jacksonville (Florida, Estados Unidos) y también ha sido acusado de “blackfishing”.

Como Alicja, dice que entiende parcialmente las reacciones en su contra. Pero niega fingir que es de una raza diferente a la suya.

Ella cree que hay una “fina barrera entre apreciación y apropiación”.

“Podría considerarse como la forma más grande de halago para algunas mujeres negras o personas de color, y para otras es imitar y tomar de su cultura sin conocer la historia detrás de ella”, dice.

“Sé que hay otras personas influyentes en Instagram y otras celebridades… con esa intención”.

Un nombre que se menciona en casi todo lo escrito en internet sobre “blackfishing” es Kim Kardashian.

La razón es que la estrella de la telerrealidad ha sido particularmente acusada de apropiarse de la cultura negra en varias ocasiones a lo largo de los años.

El “efecto Kardashian” también ha sido señalado como el causante de un aumento aparente de las jóvenes que se someten a cirugías estéticas.

Kim Kardashian ha sido acusada en el pasado de apropiarse de elementos de la cultura negra

Thurmond dice que no se sorprendió en absoluto cuando se enteró del fenómeno del “blackfishing”.

“Estamos llegando a un momento en el que ves a muchas mujeres negras realmente expresándose, abrazando su cultura y no sintiendo vergüenza de ella”.

“Así que tiene sentido el por qué está sucediendo (el fenómeno), porque creo que algunas personas blancas sienten que ya no son el estándar. Así que ahora están tratando de hacer cosas para mantenerse relevantes y conservar su popularidad”.

“Está perfectamente bien apreciar la mezcla de personas con las que creciste”, agrega.

“Pero si llegas a un punto en el que ahora estás tratando de pasar como alguien de raza mixta y no lo eres… entonces es cuando se convierte en un problema”.

“Esta soy yo”

Gumbayan dice que las reacciones de rechazo en su contra le han enseñado que hay “otras formas de mostrar aprecio”.

“Podemos apreciar su cultura sin tener que hacer o usar sus peinados, o tratar de actuar o ser de una forma que no somos”.

Alicja asegura que más de un usuario le ha dicho que debería suicidarse, luego de publicar fotos en las redes.

Dice que a raíz de las acusaciones en su contra por hacer “blackfishing”, será más “cautelosa” con peinados como las trenzas en el futuro.

“Obviamente estoy aprendiendo de lo que me dicen y lo estoy teniendo en cuenta”.

“Pero no hay mucho que pueda hacer, pues siento que no he dañado a nadie ni he hecho nada de manera maliciosa”.

¿Cambiarás tus fotos?, le preguntamos.

“No sé qué puedo cambiar, porque esta soy yo”.