Hippy crack y los jugadores del Arsenal: más allá de un video escandaloso

Captura de pantalla video publicado por The Sun

La imagen. Pierre-Emerick Aubameyang, Alexandre Lacazette, Mattéo Guendouzi, Sead Kolasinac y Mesut Özil, jugadores del Arsenal de Inglaterra, inflan bombas en medio de una fiesta. En realidad, están inhalando óxido nitroso, más conocida como ‘hippy crack’ o gas de la risa. El video y una captura de pantalla del mismo, apareció en la portada del medio sensacionalista británico The Sun. Un escándalo. Los principales medios deportivos del mundo hicieron eco de la información.

El video es escandaloso. Mattéo Guendouz y Mesut Özil aparecen tirados en un sofá, como inconscientes. A la luz de lo que se sabe, es imposible determinar si su estado obedece solo al efecto del gas en el cuerpo o a la combinación de esta sustancia con trago.

El Arsenal comunicó este viernes que hablará con los jugadores que inhalaron gas de la risa en una fiesta en agosto y que les recordará sus responsabilidades “como representantes del club”.  

Lea también: Jugadores del Arsenal fueron grabados inhalando gas de la risa

La inhalación de óxido nitroso no es una práctica nueva. En 1802 el químico Humphry Davy empezó a usar la sustancia con fines recreativos.  Desde hace unos diez años su uso se empezó a popularizar en la fiesta europea, principalmente en España e Inglaterra. 

De hecho, en agosto de 2015, se registró una manifestación a las afueras del Parlamento Británico en rechazo de la nueva regulación contra las drogas del país. Muchos de los manifestantes protestaron inhalando el “gas de la risa”, una de las sustancias que el gobierno pretendía prohibir.

“El plan del gobierno contempla prohibir el comercio de todo tipo de sustancia capaz de producir un efecto psicoactivo y contempla penas de hasta 7 años de cárcel para quienes las vendan”, reseñó entonces la BBC.

“No le toca al gobierno decidir lo que la gente puede usar o no”, le dijo a la BBC Stephen Reid, entonces director de la Psychedelic Society, uno de los participantes de la manifestación de ese sábado.  Además: Así es el negocio de las drogas sintéticas

“Aceptamos que las drogas tienen riesgos, el óxido de nitrógeno tiene riesgos, pero hay un montón de cosas en la sociedad que tienen riesgos como los deportes extremos o el alcohol. Esas cosas no se prohíben rotundamente. Se deja a la gente que tome su propia decisión al respecto y eso exactamente igual se debería aplicar al óxido de nitrógeno”, agregó. 

Según reseña la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades, “los óxidos de nitrógeno son usados en la producción de ácido nítrico, lacas, tinturas y otros productos químicos. Los óxidos de nitrógeno se usan en combustibles para cohetes, en la nitrificación de compuestos químicos orgánicos y en la manufactura de explosivos”.

Según la agencia, “los niveles bajos de óxidos de nitrógeno en el aire pueden irritar los ojos, la nariz, la garganta, los pulmones, y posiblemente causar tos y una sensación de falta de aliento, cansancio y náusea. La exposición a bajos niveles también puede producir acumulación de líquido en los pulmones 1 ó 2 días luego de la exposición. Respirar altos niveles de óxidos de nitrógeno puede rápidamente producir quemaduras, espasmos y dilatación de los tejidos en la garganta y las vías respiratorias superiores, reduciendo la oxigenación de los tejidos del cuerpo, produciendo acumulación de líquido en los pulmones y la muerte.

Esta “droga hippie”, como también se la conoce, ha sido desaconsejada por lo médicos debido a los problemas de salud que puede ocasionar, como estados de euforia, alucinaciones y ataques de risa.
De confirmarse la información de The Sun, los jugadores del Arsenal no habrían sido los primeros en probar esta sustancia, después de que Raheem Sterling fuera cazado consumiéndola en 2015 y Kyle Walker en 2013. 

¿Qué produce en el cuerpo?

De acuerdo con las autoridades españolas, la dosis se puede conseguri desde tres euros.