“Estamos en la calle”: dramático relato de damnificados por fuerte avalancha en Cauca

La furia de las aguas destruyó puentes y viviendas, en La Vega. Además, dejó afectadas las vías, lo que tiene incomunicado al municipio con el resto del país,

La emergencia se registró tras creciente súbita del río Pancitará y cuatro quebradas. Al momento, esta localidad del Cauca continúa en alerta naranja y autoridades, así como organismos de socorro, realizan monitoreo al afluente y un censo para determinar el número de damnificados.

“Todo perdimos, estamos sacando solo lodo de la casa, ya no sirve nada. Estamos en la calle, no tenemos nada”, expresó con la voz quebrada María Eugenia Mamían, damnificada.

Otros de los afectados también relataron la dramática situación que ahora afrontan por avalancha. “A mi casa se le llevo la parte donde tendíamos la ropa, las paredes están agrietadas”, dijo Claudia Jiménez.

Más de mil habitantes de La Vega tuvieron que ser evacuados ante el riesgo en el que se encontraban. “Mucho socavamiento en los lotes de las viviendas aledañas al río Pancitará, en el sector la vereda La Candelaria”, explicó Yamir Hurtado, coordinador oficina Gestión del Riesgo.

Vea también: Creciente súbita de río en el sur del Cauca destruyó siete puentes peatonales y varias viviendas

La principal vía que comunica al municipio sufrió los embates de la creciente, incomunicado a más de 5.000 habitantes.  Entre tanto, la quebrada Piedra Grande, que también destruyó todo lo que encontró a su paso, podría represarse nuevamente.

“Estamos preparando prácticamente al pueblo, vamos a coordinar esto, para que estén preparados de pronto a un nuevo represamiento que se pueda formar y este si más grande”, indicó Edwar Galindez de la Defensa Civil.

Por su parte, Carlos Oliver Orodoñez, alcalde local, dijo que su población no cuenta con recursos. “Ese es el llamado que le hacemos al Gobierno nacional y departamental, que nos colaboren para enfrentar esta situación”, sostuvo.

El hospital también resultó afectado. “Se ha desbordado y la banca está bastante débil, por lo que prevemos no pasar vehículos y personas para evitar una catástrofe”, señaló Juan Carlos Patiño, coordinador del centro asistencial.

Asimismo, la carretera principal que comunica al macizo colombiano se encuentra bloqueada desde hace ocho días por un gigantesco deslizamiento de tierra, en el que se trabaja para habilitar el tráfico vehicular.