Cinco motivos por los que River es favorito

El efecto Gallardo, el recuerdo de la Supercopa Argentina o la doble remontada en La Bombonera son los argumentos deportivos que invitan a proclamar a River como favorito en la final de la Copa Libertadores.

Además, el conjunto Millonario encuentra una motivación añadida en la necesidad de ganar para repetir presencia en la próxima edición del certamen continental y en su ánimo de revancha, por la decisión de la Conmebol de llevar el partido de vuelta de la final a 10.000 kilómetros de donde inicialmente estaba previsto que se disputara, el estadio Monumental.

1. El efecto Gallardo

La historia de River en los ‘Superclásicos’ cambió con la llegada de Marcelo Gallardo al banco. El club Millonario arrebató el mando al Xeneize en los quince últimos duelos, en los que ha construido un balance favorable de cinco victorias, seis empates y cuatro derrotas.

En los choques decisivos, pese a la aparente igualdad de esas cifras, River salió vencedor. Tanto en la Supercopa Argentina disputada el pasado mes de marzo (2-0), como en las dos eliminatorias de la Copa Sudamericana y de la Copa Libertadores de 2014 y de 2015, demostró que es un especialista en el ‘mata mata’.

En el pulso liguero más reciente, además, River Plate se impuso por 0-2, con goles de Gonzalo ‘El Pity’ Martínez e Ignacio Scocco.

2. El recuerdo de la Supercopa

El pasado mes de marzo, River ahuyentó los fantasmas que le acompañaron durante los 42 años anteriores. Todas las finales disputadas en ese tiempo ante su gran adversario terminaron con festejos en el barrio porteño de La Boca, pero la última edición de la Supercopa Argentina le permitió cambiar su suerte.

La última gran página de la rivalidad histórica que mantienen River y Boca anunció al Millonario como ganador.

A ese recuerdo se aferra el equipo que dirige Gallardo, aun habiendo perdido la condición de local para el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores. Y es que la final de la Supercopa Argentina se disputó en un campo neutral, en Mendoza. La fiesta se trasladó entonces a la Plaza de la Independencia. En Madrid confía en que la alegría vuelva a vestir de rojo y de blanco.

3. La doble reacción de La Bombonera

Aunque en la final de la Copa Libertadores no tienen valor los goles anotados como visitante, River salió reforzado con el 2-2 del choque en La Bombonera. Las dos veces que se vio por debajo en el marcador supo rearmarse.

Boca golpeó primero, con el gol de Ramón Ábila en el minuto 34, pero Lucas Pratto acalló el optimismo del cuadro Xeneize pocos segundos después.

En el añadido de la primera mitad, Darío Benedetto batió con un certero cabezazo a Franco Armani, pero River volvió a tener respuesta al forzar el gol en propia del central Carlos Izquierdoz.

4. El último billete para la Libertadores 2019

Su desempeño en la Liga Argentina -ocupó el octavo lugar- no alcanzó a River para clasificarse para la próxima edición de la Copa Libertadores. Su eliminación en las semifinales de la Copa Argentina, por Gimnasia La Plata, le negó la segunda vía de acceso.

Le queda una tercera y última oportunidad y pasa por ganar el certamen continental este domingo en el estadio Santiago Bernabéu. Esa situación de alerta, por los daños colaterales que tendría perder la final, multiplica las ganas de ganar de River.

5. La revancha deportiva

Tras los ataques violentos contra el autobús de Boca Juniors a su llegada al estadio Monumental el pasado 24 de noviembre, River Plate consideró que “la responsabilidad por la falla del operativo de seguridad, ocurrida fuera del anillo perimetral dispuesto para el evento, fue, además de pública y notoria, asumida abiertamente por las más altas autoridades del Estado”.

“Esto equivale a decir que los hechos que River Plate lamenta -y por los que se solidarizó oportunamente- no son de ningún modo responsabilidad del club”, expuso en un comunicado.

River Plate rechazó, en consecuencia, el cambio de sede acordado por la Conmebol por entender “que la decisión desnaturaliza la competencia, perjudica a quienes adquirieron su ticket y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local”. A 10.000 kilómetros del Monumental, sintiéndose dañado, el Millonario promete revancha deportiva.