Todo listo para la histórica final de Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate

Boca Juniors y River Plate, los dos clubes más populares del fútbol argentino, comienzan la esperada final a doble partido de la Copa Libertadores este sábado en el estadio La Bombonera.

El día llegó. Este sábado 10 de noviembre a las 5:00 p. m. (hora local) comienza la definición de la gran final de la edición 59 de la Copa Libertadores de América, que tendrá un choque inédito y soñado por muchos: el superclásico argentino entre Boca Juniors y River Plate.

En el estadio La Bombonera de Buenos Aires, donde oficia como local el club xeneise, se vivirá el primer choque de un duelo centenario lleno de pasión e historia entre dos rivales acérrimos, por donde han pasado grandes nombres del fútbol argentino y latinoamericano.

Se espera una audiencia masiva para este partido que será visto por millones de personas en el mundo, pues a nivel sudamericano equivale a un Real Madrid-Barcelona. Por eso algunos se han atrevido a llamarla la “final del siglo”.

Reventa de boletas con precios exorbitantes y sin hinchada visitante

El acceso a La Bombonera es muy difícil, pues las 49.000 sillas están en manos de socios del club. Según informaciones reveladas por El País de España, durante los días previos al partido la reventa de boletas llegó a aumentar los precios de las entradas hasta 70 veces de su valor original. Es decir que se vendían boletas por hasta 180.000 pesos argentinos, unos 5.000 dólares. Precios inalcanzables en un país como Argentina, golpeado por la recesión económica.

En el estadio no habrá seguidores de River por motivos de seguridad, ni de Boca en el partido de vuelta que se jugará en el estadio Monumental dos semanas después, el 24 de noviembre a la misma hora que el de la ida. Esta decisión fue tomada por los presidentes de ambos clubes para evitar disturbios, pero sobre todo porque implica una pérdida económica ya que se reduce el aforo de ambos estadios para los hinchas locales.

Un partido revitalizante para el fútbol argentino

Después de la decepción del Mundial de Rusia 2018 y las finales perdidas por la selección Argentina en Brasil 2014 y en cuatro de las últimas cinco ediciones de la Copa América, la final entre los dos grandes clubes argentinos es también una buena ocasión para que se reivindique la vigencia del fútbol de ese país, uno de los de mayor tradición a nivel mundial.

“Sabemos, y creo que no sé si se ha destacado tanto, que tanto Boca como River han puesto al fútbol argentino en un lugar donde nunca había llegado. Un fútbol argentino que a nivel de selección en los últimos años ha sido muy castigado, a nivel individual, y la misma selección, por los resultados”, señaló en la previa el entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, que como jugador de los xeneises ganó tres Libertadores en 2000, 2001 y 2007 .

“Más allá de lo que pase en estas finales hemos puesto al fútbol argentino en lo más alto. Hoy el mundo habla de esta final y la verdad que es un logro muy importante”, añadió el “mellizo”.

En River Plate, el club millonario, también son conscientes de la importancia de esta gran final, que significará los partidos 25 y 26 en el superclásico a nivel internacional.

“Más allá del hecho histórico de enfrentarnos ante el rival de toda la vida en un acontecimiento único, es un espectáculo deportivo, tenemos que vivirlo así. Trasmitamos que es un partido de fútbol que tiene un montón de matices y de condimentos, que van a transmitirse en estos días, pero no tiene que ir más allá de eso”, resaltó Marcelo Gallardo, entrenador de River que no podrá estar en el banquillo por suspensión pero que va en busca de su tercer título continental en cinco años. El club millonario ganó la Copa Sudamericana 2014 y la Copa Libertadores 2015 bajo su mando.

Cómo llegan ambos equipos al gran duelo

Boca contará con su plantel estelar para la gran final porque no tiene lesionados. El único que estuvo en duda fue Pablo Pérez por molestias físicas, pero llegará sin problemas y podrá ser titular. Ramón Ábila, Cristian Pavón y Darío Benedetto, gran figura de la semifinal ante Gremio, son los hombres claves del equipo de Barros Schelotto.

En cambio, River tendrá una baja sensible, la de su capitán, Leonardo Ponzio, que no podrá jugar por lesión. En su lugar jugaría Bruno Zuculini o Ignacio Fernández. Sí estarán Gonzalo Martínez, Lucas Pratto y el colombiano Rafael Santos Borré con los millonarios.

Boca Juniors va en busca de su séptima corona para igualar a Independiente de Avellaneda, el llamado “rey de copas”, y River Plate intentará ganar su cuarto título e igualar la línea de Estudiantes de La Plata.

La mesa está servida y la gloria solo será para uno. Sin lugar a dudas, será una final para la historia.

Con EFE

Primera modificación : 10/11/2018