Recta final de éxodo hondureño, hoy salió de México DF para frontera de EE.UU.

imageUnos 200 migrantes hondureños partieron hoy en metro desde la Ciudad de México para continuar su camino rumbo a la frontera sur de Estados Unidos, ayer, el grupo tuvo una asamblea con las autoridades que brindaron la ayuda en el transporte ferroviario.

De las cuatro caravanas que se han formado, los primeros 5,000 que llegaron a la capital mexicana, decidieron esperar un día más, por lo que mañana a primera hora saldrán para alcanzar el grupo que partió hoy. 

 


Agencias / EL LIBERTADOR


Ciudad de México. Como lo habían acordado ayer en asamblea, un grupo de 200 personas de la primera Caravana Migrante, salió hoy desde el estadio José Martínez para iniciar la recta final del éxodo rumbo a Estados Unidos.

 

Este pequeño grupo se adelantó a los 5,000 migrantes que decidieron esperar un día más. Las autoridades mexicanas han facilitado el metro para que los hondureños lleguen a Querétaro, de allí seguirán hasta Tijuana, Baja California.

 

A eso de las 5:30 de la mañana, apoyados por un operativo de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), y del Metro de la capital, los 200 migrantes se posicionaron en la estación “Cuatro Caminos”. El resto de la caravana, decidió quedarse para esperar los autobuses que facilitarán las autoridades.

 

Desde ayer en la tarde el grupo de hondureños empezó a empacar las pocas pertenencias que llevan consigo. El diario El Universal, entrevistó a varios de los migrantes, entre ellos don Oscar Sánchez, un hondureño de 40 años, quien dijo al periódico estar agradecido, porque los cinco días de estancia les ayudo a descansar, asearse y contactar a sus familias.

 

Don Oscar mencionó que desde que salió de Tegucigalpa, para alcanzar la caravana que se formó el 13 de octubre en San Pedro Sula, no se había podido comunicar, “No había podido llamar a mi familia y estaban preocupados, pero lo bueno es que aquí nos ayudaron con llamadas”.

 

El éxodo hondureño, impactó en la región, ya que desde el primer brote de más de tres mil personas, motivó a un segundo grupo de Honduras, aumentando a 14 mil migrantes; asimismo, una tercera caravana de más de 2,000 miembros se formó en Guatemala con varios centroamericanos, y la última con esa misma cantidad, compuesta mayoritariamente por salvadoreños.