Corría de la muerte, pero esta lo alcanzó con cinco tiros de los sicarios en Bosa

El hombre, quien fue reconocido en el momento como N.N, venía corriendo varias cuadras atrás, hasta que fue alcanzado por hombres en una moto, quienes le pusieron fin a su vida.

Los comerciantes del barrio La Cabana de Bosa, cierran normalmente entre 6 y 7 de la noche entre semana; l pasado miércoles 7 de noviembre no iba a ser la excepción y cuando varios de ellos estaban cerrando las puertas de sus negocios, se oyó el “pum, pum, pum”. De inmediato salieron a ver lo que allí estaba ocurriendo y encontraron a una persona boca arriba tendida el piso y con mucha sangre a su alrededor. La calle 57B # 89ª-65, se había paralizado por completo y el tráfico colapsó sin medida alguna.

¿Atraco o sicariato?

“El pelado lo vimos que pasó corriendo, pero no vimos que nadie lo estuviera siguiendo (…) eso de lo que no piensa que de pronto iba de afán, pero no se notó nada raro, fue cuando se oyeron los tiros”, narró uno de los comerciantes de la zona. La huida de los homicidas había sido más rápida que lo balazos que los residentes oyeron. “Apenas oímos los disparos, salimos, pero ahí no había ninguna persona sospechosa”, agregó el propietario de un local.

Hubo alguien que observó lo ocurrid y aseguró que a la víctima lo venían siguiendo, pero que al momento de impactarlo con el arma de fogueo, no le quitaron nada. Entonces el hecho se trataría de un sicariato por el famoso y denominado ‘ajuste de cuentas’, por lo que las autoridades detectaron minutos después…

Deceso inmediato

Cerca de la dirección donde ocurrió el hecho, existe un Hospital Pablo VI de Bosa, por cuyo lugar transitaba una ambulancia proveniente del centro médico, al momento de ver la escena, los paramédicos examinaron al hombre y lo diagnosticaron sin signos vitales. Se aseguró el área y una hora después llegó el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) a realizar las debidas indagaciones y levantamiento del hombre, que presumen decir, era de nacionalidad venezolana.

“Algunos dicen que él se la pasaba por los lados del parque, pero nosotros que llevamos tiempo aquí, nunca lo habíamos visto”, agregó comerciante del lugar.

Siguiendo con las indagaciones pertinentes, encontramos que varios testigos coincidieron en que al señor fallecido, llevaba algo dentro de uno de los bolsillos del pantalón, “como él quedó en el piso derechito, se veía que tenía como un paquete grande dentro del bolsillo”, incluso narraron que los policías que llegaron primero, detectaron que dentro del bolsillo, podría llevar algo que estuviera relacionado a su deceso, como dinero o droga.

Tras dos horas de levantamiento, atónitos estaban todos los comerciantes y residentes de allí, quienes no salían del asombro pues denunciaron a este medio, que la inseguridad en este sector, ha aumentado en días y que el pie de fuerza no se ha visto reforzado, pese a casos de atracos y homicidios, se ven con mucha frecuencia.

Redacción Extra Bogotá.